Sale a la luz el thriller amoroso de SEGA que fue cancelado en los noventa y ahora puede hasta jugarse

Sale a la luz el thriller amoroso de SEGA que fue cancelado en los noventa y ahora puede hasta jugarse

[ad_1]

Mientras SEGA mira al futuro con su arribista tesina del Súper Placer, la presente vuelve a llevarnos al pasado para mirar a la historia de la legendaria compañía japonesa. Y es que el sitio web de preservación de videojuegos Gaming Alexandria ha antagónico y compartido un prototipo de The Sacred Pools, un videojuego perdido en los primaveras noventa.

Sobre estas líneas puedes ver un adelanto de este tesina que, antiguamente de la aparición del 3D y los mundos poligonales, hacía uso de FMV (Full Motion Video) y escenas grabadas en vídeo. Aunque contó con un presupuesto de tres millones de dólares y la mano de SegaSoft, no recabó buenas críticas en su paso por el E3 de 1996, para a posteriori retrasarse y finalmente abolir su dispersión pese a estar suficiente liberal.

El muestrario se canceló tras múltiples críticas negativas antiguamente del dispersión

Lo más singular de esta propuesta es que The Sacred Pools estaba dirigido a un hornacina de sabido muy particular de Saturn, PC (Windows y Mac) y PlayStation. Se trataba de un thriller amoroso para adultos que tenía escenas con mujeres reales con poca ropa e indumentaria de distintos tipos. Tras recuperar una lectura alfa perteneciente al exproductor asociado David Gray, al que le regalaron los discos en su despedida del estudio en 1999, el sitio web pone a disposición de los usuarios una lectura que puede ser descargada y reproducida a través de emuladores.

Aunque la historia de The Sacred Pools es tremendamente llamativa, SEGA prefiere mirar a su pasado de otra forma. Este mes de octubre, la compañía japonesa ha estrenado SEGA Mega Drive Mini 2, una consola en miniatura que permite recrearse a distintos clásicos de la consola y de su expansión Mega CD; aunque, si quieres asimilar más, te invitamos a estudiar el investigación de Mega Drive Mini 2 que ha realizado nuestro compañero Felipe Báguena.

[ad_2]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *